Centro de Investigación y Desarrollo - UNILA

Cuando Plutón fue y dejo de ser planeta


CDMX a 22 de septiembre del 2017


“To be, or not to be, that is the question”

William Shakespeare

 

Plutón fue conocido como un planeta por muchos años. Descubierto el 18 de febrero de 1930 por el astrónomo estadounidense Clyde William Tombaugh, este cuerpo celeste ha estado acompañado de polémica desde su teorización.

El desarrollo tecnológico a inicios del siglo XX no era tan avanzado, así que el trabajo hecho por los astrónomos consistía en tomar fotografías del cielo nocturno por días y comparar el comportamiento de los puntos luminosos de manera artesanal bajo el principio: “un punto luminoso que se mueve puede ser un planeta” (Carzola, 2012); pues dada la lejanía de las estrellas su movimiento solo es percibido en intervalos de días, pero no así en el caso de un planeta.

El que fuera el noveno planeta generó una diáspora en una sociedad científica por su comportamiento estelar errante. Sin embargo, el hallazgo causó furor en un público expectante que se encargó de concebir nombres para éste, así la niña británica Venetia Phair de 11 años dio nombre al astro, apoyada en la mitología romana donde Plutón es el Dios del inframundo.

Plutón

Su existencia fue predicha con ayuda de la teoría de la relatividad de Einstein, por Percival Lowell en 1906, quien propuso la existencia de un planeta X que explicaba las anomalías reportadas en la órbita de Urano, debido a los efectos de la gravedad.

En el 2006 Plutón perdió su estatus de planeta y tomo la categoría de planeta enano, bajo los votos de 2500 científicos participantes en la reunión de la Unión Astronómica Internacional (IAU), quienes establecieron las siguientes categorías de planetas (El mundo, 2006):

  1. Primera categoría: “Un planeta es un cuerpo celeste que está en órbita alrededor del Sol, que tiene suficiente masa para tener gravedad propia para superar las fuerzas rígidas de un cuerpo de manera que asuma una forma equilibrada hidrostática, es decir, redonda, y que ha despejado las inmediaciones de su órbita”.

  2. Segunda categoría: “Un planeta enano es un cuerpo celeste que está en órbita alrededor del Sol, que tiene suficiente masa para tener gravedad propia para superar las fuerzas rígidas de un cuerpo de manera que asuma una forma equilibrada hidrostática, es decir, redonda; que no ha despejado las inmediaciones de su órbita y que no es un satélite”.

  3. Tercera categoría: “Todos los demás objetos que orbitan alrededor del Sol son considerados colectivamente como “cuerpos pequeños del Sistema Solar”.

La consecuencia de estas tipificaciones fue la salida de Plutón de la categoría de Planeta, pasando nuestro sistema solar de tener nueve a solo ocho planetas. Aunque en el 2015 la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) confirmó que es 80 kilómetros más grande de lo que se pensaba, como lo mostró la sonda New Horizons colocándolo como el cuerpo celeste más grande dentro de la categoría que actualmente ocupa; no se sabe aún si algún día recobrará el estatus de planeta.

Algo que queda claro es que la ciencia día a día se construye y aún quedan muchas cosas para descubrir en el firmamento, como lo proponen Michael Brown, Konstantin Batygin, quienes en el 2015 presentaron las evidencias de la existencia del famoso planeta X, el cual es un distante planeta gigante en los confines del Sistema Solar de un tamaño similar a Urano. De comprobarse esto, se acabaría con una leyenda que ha fascinado desde su propuesta matemática en 1906 (Nieves, 2016).

 

Bibliografía

El mundo. (28 de agosto de 2006). Obtenido de El mudo

 

EXPANSIÓN en alianza con CNN. (13 de julio de 2013). Obtenido de EXPANSIÓN en alianza con CNN

 

Carzola, C. (27 de febrero de 2012). Xacata Ciencia. Obtenido de Xacata Ciencia

 

López, G. (12 de febrero de 2017). ABC Ciencia. Obtenido de ABC Ciencia

 

Nieves, J. (20 de enero de 2016). ABC Ciencia. Obtenido de ABC Ciencia

 

 

 

Dra. Elizabeth Hernández Arredondo

Docente Investigador Roma


Noticias Relacionadas