Centro de Investigación y Desarrollo - UNILA

El fraude académico, una modalidad más allá del plagio


CDMX a 02 de mayo del 2017


“En mi caso, el estudio es una ayuda, una diversión poderosa, un aliciente, una pasión que puede  hacerme olvidar todo lo demás.
Soy como usted, un hombre (...) con la frágil esperanza de legar un día al futuro el resultado de mis trabajos...”

Cap. XIX, 20 000 Leguas de viaje submarino
Julio Verne

Una tarde de ocio en que leía notas diversas me sorprendió una que hablaba del fraude académico. Sucede que más de 100 artículos científicos sobre cáncer eran retirados de la revista Tumor Biology debido a que sus autores habían alterado los resultados estadísticos de la investigación, o los revisores correspondientes no los revisaban porque no existían.

Dentro de la investigación realizada para este artículo encontré que el fraude académico es una práctica añeja. Desde 1975 existen estudios longitudinales en el área de la salud donde se observa el crecimiento potencial de ese acto según determinaron las instituciones encargadas de hacer el estudio, a saber: La Universidad de Washington y La Facultad de Medicina Albert Einstein de Nueva York. De acuerdo con los resultados de dicha investigación aproximadamente el 12% de artículos se retira de las revistas por causa de este delito. Al respecto Fang, Steen, y Casadevall, (2012) participantes del estudio concluyen: “lo más preocupante es que cuanto más sofisticado es el fraude, más difícil resulta descubrirlo, por lo que aún existen estudios fraudulentos no detectados”.

Científico

¿Qué pasa en la ciencia contemporánea para que se den este tipo de prácticas?; ¿cuáles son las debilidades en los sistemas de publicación científica?; ¿qué tipo de consecuencias acarrean este tipo de actividades? son algunos cuestionamientos a resolver por la comunidad científica. En esa línea, el área de la salud tiene medios para rastrear información sobre las malas prácticas académicas y retractaciones de artículos científicos en Retraction Watch (http://retractionwatch.com/). No obstante, prácticamente el resto de disciplinas adolece de un organismo que supervise este tipo de faltas, por lo que su bajo índice de descubrimiento responde a mera casualidad.

Cometer un delito de este tipo puede acabar con la vida académica de un científico, pero ¿cuáles son los motivos que los orillan a actuar de esta manera? Generalmente el sueldo que perciben es muy bajo y es difícil obtener financiamiento o cualquier otro tipo de apoyo para desarrollar investigaciones, sin embargo existe un motivador más fuerte: la carrera por publicar. Un académico puede verse beneficiado con apoyo nacional o internacional de acuerdo con la importancia de su trabajo, es decir, puede obtener becas por investigación que apoyan el desarrollo de su estudio y que contribuyen a mejorar su sueldo, pero el costo suele ser la publicación. Las becas para investigación dependen de varios factores, por ejemplo; el nivel de impacto de la investigación, los convenios nacionales o transnacionales; pero en la mayoría de casos éstas se deben al currículo vítae, en otras palabras, el prestigio generado por ser citado y tener artículos en revistas prestigiosas.

La publicación de un artículo científico depende de una revisión por pares de manera anónima y desinteresada (gratuita), con el fin de verificar el cumplimiento metodológico del estudio, la pertinencia y relevancia para la comunidad, la replicabilidad, la originalidad, entre otras características. Pese a este canon, es posible identificar la ocurrencia de una falsa revisión.

En los últimos años, dada la complejidad de algunos temas, los autores pueden sugerir a las revistas quiénes pueden ser sus revisores. Con este tipo de actuaciones se puede perder objetividad en el proceso de revisión o en el dictamen, situación que podría favorecer prácticas indebidas, o bien la aparición de revisores fantasma, investigadores inexistentes en las universidades con correos falsos, que evalúan los artículos.

Otro modo de operación se aprecia con la falsa profesionalización, principalmente con los investigadores que no son angloparlantes. Algunas empresas de traducción y de servicios editoriales han convertido la revisión fraudulenta en un servicio más, muchas veces sin que los investigadores lo sepan.

El fraude académico se ha convertido en un problema de fondo como lo menciona Marcus Banks, quien sugiere que necesitamos un GitHub1 para la investigación académica. Hoy la ciencia contemporánea se fundamenta en una base bibliométrica como señalan Koole y Lakens (2012), lo que ha implicado que esta se vea poco versátil y estática. Así, el panorama que se visualiza para el desarrollo científico resultará en un reto para evitar que se sigan dando prácticas no éticas.


1Es una plataforma de desarrollo colaborativo de software para alojar proyectos utilizando el sistema de control de versiones y donde cada usuario puede apoyar a mejorar el software.

 

Más información en:

Observatorio Académico Universitario. (27 de abril de 2017).

Obtenido de Observatorio Académico Universitario

Disponible Aquí

Banks, M. (27 de Abril de 2017). Slate.

Obtenido de Slate

Disponible Aquí

Mejía, J., & Ordoñez, C. (2004). El fraude académico en la Universidad de los Andes. ¿Qué, qué tanto y por qué? Revista de Estudios Sociales, 13-25.

Koole, S., & Lakens, D. (2012). Rewarding Replications: A Sure and Simple Way to Improve Psychological Science. Associations for psychological scince, 608-614.

Jiménez, J. (27 de Abril de 2017). Xataka. Obtenido de Xataka: abril

Fang , F., Steen, G., & Casadevall, A. (2012). Misconduct accounts for the majority of retracted scientific publications. Proceedings of the National Academy of Sciences, 17028-17033.

Dra. Elizabeth Hernández Arredondo

Docente Investigador Roma


Noticias Relacionadas