Centro de Investigación y Desarrollo - UNILA

El cambio en la metodología estadística, la conclusión: ¡Casi no hay pobres en México!


CDMX a 27 de abril del 2017


“El auténtico genio consiste en la capacidad para evaluar información incierta, aleatoria y contradictoria.”

Winston Churchill

Hace poco se publicó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) no quería informar de la metodología implementada para medir la pobreza en México. El año pasado la información que éste vertía se convertía en todo un evento de burlas en las redes sociales, debido a sus observaciones referentes a la disminución vertiginosa de ésta.

Los fines de éste artículo son: primero; exhibir lo que todo ciudadano debe conocer respecto a cómo ciertos sectores elaboran conclusiones de una situación a partir de la estadística, segundo; reflexionar sobre las medidas de pobreza que ha generado el INEGI y la oblicuidad de ella, y tercero identificar lo que un joven con formación universitaria debe ser capaz de observar en un estudio estadístico.

En general, para desarrollar el análisis de un fenómeno se requiere hacer uso de la estadística, la cual tiene por propósito estudiar a un conjunto de datos y variables, por lo que esta rama de las matemáticas se ha vuelto indispensable para cualquier profesional que de manera mínima realizó al menos un curso en su formación.

Así la estadística ha llegado a ser parte del capital cultural de la sociedad, pues se acepta que promueve el beneficio del ser humano a partir del conocimiento derivado de sus datos que permite la toma de decisiones. La metodología estadística nos dota de una serie de principios, técnicas y métodos que apoyan a tareas fundamentales, como las que señala Ojeda (2017):

  1. Obtener datos pertinentes de forma económica y rápida;
  2. Generar métodos para su organización y procesamiento;
  3. Proporciona los principios y métodos para que las conclusiones emanadas o acciones a seguir sean el producto de procesos de inducción válidos; y
  4. Proporciona los principios y lineamientos para comunicar apropiadamente los resultados y conclusiones.

Por lo que la metodología estadística no puede cambiarse de la noche a la mañana, es decir, establecer parámetros, intervalos, puntos de corte; entre otros. Es un proceso que conlleva pruebas de validez y confiabilidad; y precisamente ahí es donde se encuentra la crítica que ha sufrido el INEGI por parte de organismos tales como el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en función a “hacer cambios metodológicos sin presentar documentación técnica que los justifique”.

Persona en Banco

Entre el tipo de reportes que entregó el INEGI en el 2016 se encuentra el decremento de casi el 10% de la pobreza, mientras el CONEVAL encontró un incremento en ese mismo año del 33.6%, las incongruencias entre los reportes motivaron que la última institución interpusiera una queja ante El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), organismo que determinó y ordenó la publicación de la metodología empleada por INEGI, además de indicar que es necesario realizar un análisis entre los parámetros reportados en la pobreza del país, entre el INEGI y el CONEVAL, pues estas discrepancias rompen con un estudio longitudinal realizado por más de 25 años.

Si bien, algunos pueden avizorar que estos cambios metodológicos responden a una serie de compromisos políticos, lo más importante como público es identificar en este tipo de situaciones, áreas de oportunidad. En específico, los jóvenes en formación universitaria pueden aprovechar éstas para reflexionar sobre el desarrollo de sus competencias; por ejemplo: observar si son capaces de identificar el problema abordado, el constructo estadístico usado para analizar los datos, reflexionar sobre la metodología empleada (su validez y fiabilidad), evaluar situaciones; y  tomar decisiones. Todo ello con el fin de fortalecer su desempeño profesional y desarrollar propuestas a proyectos laborales futuros.

“El comercio no trata sobre mercancías, trata sobre información. Las mercancías se sientan en el almacén hasta que la información las mueve.”

C. J. Cherryh

 

Más información:

SDPNoticias. (16 de Marzo de 2017).

Obtenido de SDPNoticias

Cruz, J. (16 de marzo de 2017). La Jornada.

Obtenido de La Jornada

Figueroa, H. (05 de Marzo de 2017). Excelsior.

Obtenido de Excelsior

Ojeda, M. (20 de Abril de 2017). Universidad Veracruzana.

Obtenido de Universidad Veracruzana

Dra. Elizabeth Hernández Arredondo

Docente Investigador Roma


Noticias Relacionadas